Revista Online
Astrología
Del Mundo del esoterismo

Características y correspondencias de los 3 signos de aire, diferencias y analogías entre sí. 

GÉMINIS: Tercero del Zodíaco y último de la primavera, es el signo de aire mutable, el viento cambiante que, soplando ora en un sentido ora en otro, remueve todo a su paso y hace viajar a las nubes, a las aves y a las semillas conectando y comunicando a todas las criaturas y cosas entre sí en sus interacciones y relaciones con el entorno. Está regido por Mercurio (P), y los míticos gemelos Cástor -el hermano mortal- y Pólux -el inmortal- le representan para simbolizar así la naturaleza dual de la mente, de la vida y la muerte, y la confrontación de polos tan opuestos como complementarios que, de algún modo, constatan la ambigüedad e incertidumbre de las cosas. Es la curiosidad, la duda y todo lo que, por eso mismo, precisa generar ideas y pensamientos concretos. Intelectual, comunicativo, habilidoso, versátil, ágil y rápido de reflejos, pero también voluble y a veces algo mentiroso, pudiendo ser muy eficaz como periodista, orador, escritor o comerciante. Su opuesto y complementario es Sagitario, y congenia sobre todo con Libra, Acuario, Aries y Leo. En el Tarot se corresponde con el Mago, los Enamorados, el Juicio y el Sol, así como las Espadas y los Oros. Sus perfumes y sabores son frescos o ácidos (limón, brezo, sauco, ajedrea, cincoenrama, verbena, almendro…), su color es el amarillo, y sus piedras o elementos, además del mercurio o azogue y el azufre, los encontramos entre el ojo de tigre, la venturina, la mica, la piedra pómez (por ser tan porosa y ligera)… 

LIBRA: Séptimo del Zodíaco y primero del otoño, es el signo de aire cardinal, el viento firme e implacable que sopla siempre en una sola dirección marcando la regla, el orden de las cosas e inclinando la báscula hacia un determinado lado. Está regido por Venus (O) y su emblema es precisamente la balanza  pues Libra es la búsqueda del equilibrio, la armonía y la equidad entre los opuestos. Representa además la formalidad, la puntualidad, lo “correcto”, las convenciones y normas sociales necesarias para la feliz convivencia entre los contrarios. De ahí la relevancia que Libra da a las relaciones de pareja, a los compromisos y alianzas en general con el mundo que le rodea. Se complementa con Aries, su opuesto, y congenia especialmente con Géminis, Acuario, Leo y Sagitario. En el Tarot se corresponde con la Emperatriz y Enamorados (por Venus, su regente), pero sobre todo con la Justicia, la Fuerza o la Templanza, así como con las Espadas (principalmente con el As y el Dos por su vinculación con las normas y la Justicia). Le van los perfumes y sabores dulces y sugerentes (manzano, lilo, clavo, coriandro, orquídea, flor de lis…). Sus colores son los de Venus, el rosa y el verde, y sus piedras u otros elementos los hallamos entre el cuarzo rosa, la calcita, la turmalina, la sal, la silvina, el coral, las perlas, el nácar, el cobre o el fósforo. 

ACUARIO: Undécimo del Zodíaco y segundo del invierno, es el signo de aire fijo, el fluido que se respira, el éter que nutre la vida en la Tierra y queda retenido en el pulmón y en los bosques, la atmósfera, el oxígeno o el CO2 en sí mismos y todo gas pero, también, el defecto o exceso de aquéllos, así como la necesidad de renovar de vez en cuando el aire de una habitación cargada de gente. Lo rige Urano (T) pero antes de que este planeta fuese descubierto su regente fue Saturno (R). Se asocia al trasvasador o aguador Ganímedes, el héroe amado y preferido de Zeus que éste llevó al Olimpo para hacerle copero de los dioses. Representa la revolución e innovación, todo lo que causa cambios repentinos y mueve masas, los grandes descubrimientos o inventos, la electricidad o la energía que surge del roce de dos cuerpos pues tiene un sentido colectivo, universal, pero a la vez simboliza lo individual, como el cielo que rodea a la Tierra y forma la atmósfera  o… como el dedo índice de Dios tocando al de Adán que nos dejó Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. Es aquello que, latiendo calladamente en el pulso del universo, un día sale a luz de repente mostrando a la vez lo más arcaico y novedoso rompiendo la regla y lejos de toda norma; lo excepcional en toda la extensión de la palabra, como privilegio y excentricidad. Y es también el amor por los semejantes y sin embargo diferentes, la amistad, la solidaridad... Acuario es el animal más humano del zodíaco, creador y destructor, inventor e innovador, rebelde, independiente, autónomo, original y a menudo estrafalario. Se complementa con Leo, su opuesto, y congenia sobre todo con Géminis, Libra, Aries y Sagitario. En el Tarot se corresponde con el Loco, la Rueda de la Fortuna, la Templanza, la Estrella y las Espadas. Le van los perfumes y sabores frescos y discretos (hinojo, angélica, meliloto, tamarindo…), y entre sus piedras u otros elementos están el ámbar y todo tipo de fósiles, así como el aluminio, el plomo y el azabache, pues sus colores son el gris y el negro (asociado a Saturno, su antiguo regente). 

 

Por .

 

1  La balanza que portaban Astrea o Dice, ambas hijas de Zeus y de Temis “la del buen consejo”) como emblema de la Justicia. 
2  Urano, primer hijo y esposo de Gea, alegoriza precisamente el cielo que envuelve y nutre a la Tierra haciéndola fértil y llenándola de vida. 

 

 

* Todos los precios son finales por minuto, IVA incluido. Las llamadas desde el móvil tienen un coste adicional de 0,36 €