Bola de Cristal
La bola de cristal, al ser una esfera geométrica, simboliza la eternidad y el universo, pues no tiene principio ni fin.

Bola de Cristal

Es por lo tanto un instrumento ideal para ver nuestro futuro.

Llamada gratis o Chat gratis

Bola de Cristal

Una Bola de Cristal es, fundamentalmente, una bola de vidrio utilizada, habitualmente, como un instrumento de clarividencia. De hecho, tanto en la actualidad como desde hace ya muchos siglos, es uno de los métodos más utilizados para realizar predicciones del futuro en todo el mundo. Las personas especializadas en su uso necesitan de una profunda concentración para conseguir leer los efectos e imágenes producidos por los reflejos de la luz en ella y, a partir de ellos, realizar una interpretación precisa acerca de lo que va a acontecer a la persona interesada.

Breve historia de la Bola de Cristal

Los orígenes de la Bola de Cristal, también denominada como Piedra de Energía, hay que buscarlos hace más de 4000 años en el territorio que conforma actualmente a Gran Bretaña. En esta isla, las tribus celtas, después de ser unificadas por los druidas, empezaron a utilizarlo como método de adivinación y clarividencia. Debido a la magnitud que llegaron a alcanzar estas culturas, este medio se extendió por muchos otros territorios rápidamente. Tanto es así que, ya en la Edad Media, en Europa Central era utilizada por multitud de videntes, hechiceros, gitanos y magos como un elemento indispensable para realizar sus predicciones o, incluso, para leer el pasado. Hay que destacar que, en esos tiempos, por su naturaleza transparente y sus cualidades en cuanto a la refracción de la luz, el berilio era el material más utilizado para fabricarlas.

Cómo utilizar estas bolas con fines adivinatorios

Evidentemente, lo primero que hay que decir es que, para leer una Bola de Cristal, es necesario una persona con claras facultades sensitivas y clarividentes. Además, hay que decir que, lo más aconsejable, es que tengan, al menos, cuatro centímetros de diámetro, si bien es cierto que, para una buena lectura, se suelen utilizar de entre diez y quince centímetros. Para sujetarla puede usarse tanto la mano del lector como un soporte artificial siempre y cuando se evite que el interesado se acerque demasiado a ella ya que puede ocasionar reflejos que confundan las visiones. Asimismo, la mesa sobre la que se va a utilizar ha de estar cubierta por un mantel, a poder ser, blanco opaco y, justo en la zona en que se va a ubicar la bola, un paño de terciopelo negro.

Justo antes de empezar a utilizarlas es necesario aplicar calor, ya sea a partir de una llama o con las propias manos, sobre la bola ya que esta acción potenciará la calidad de las imágenes que en ella aparecerán. De igual forma, la persona encargada de leer el futuro, presente o pasado ha de concentrarse en la parte más profunda del objeto, no en la superficie. En este sentido, es también importante no forzar la mirada sino, más bien, adoptar una actitud corporal relajada. Además, una vez finalizada la sesión, la bola ha de ser lavada con agua y jabón, sobre todo, si ha sido manipulada por otras personas. Asimismo, el alcohol también es un buen método ya que, por si fuese poco, también ayudará a eliminar las impurezas energéticas para que estas no interfieran en futuras visiones.

https://www.astrocanal.com/consulta-gratis